Lo Último

jueves, 4 de mayo de 2017

cómplices en las sombras...

El punto cero

Cualquiera se movería hacia la derecha

Pero no nosotros, en contra de la fuerza de gravedad de la tierra,
nos movemos hacia la izquierda, dónde solo existe el infinito imaginario

“Diosa… Hoy me toca guiarte”

Vendo sus ojos…
cruzando el umbral de la puerta,
nuestras ropas desaparecen

Ella siente la fría habitación de pintura fresca, pero,
tiene ese aroma dulce amargo particular,
el sabor de esa oscuridad afrodisíaca

le describo lo que es, le aseguro que hará agua su boca y que
me pintara con ese color, para luego comerse su obra

pero primero.... ciegamente debe bailar

su cuerpo, como si estuviera sumergida en el agua,
se mueves lenta, casi flotando en el aire, mostrando
sus curvas arqueándose y llevando su cintura
de lado a lado exudando seducción en cada acción

le susurro: sin dejar de bailar, retrocede
hasta que tu espalda se apoye en la pared,
ya sabes que está fría, pero quiero que Tu
cuerpo experimente la temperatura oscura,
comenzando en tu espalda y glúteos

bailando suave y retrocediendo, puede sentir
el cambio de temperatura que la atrae, llega a la pared
y en ese primer contacto la hace alejarse una y otra
vez hasta que comienza a frotarse moviéndose hasta
que su piel se eriza completamente hasta sentir
sus pezones hinchados y endurecidos,
su propio calor hace liberar ese particular aroma
(quien diría que ese color tiene su propio olor?)
que la envuelve y se regodea en el frío y
aromático color que la estremece

ven hacia mí, escucha mi voz,  hacia adelante,
estás a 3 pasos de Mí, gira para ver tu espalda…
se acerca… por entre sus glúteos mi lengua la invade,
se inclina, logrando asi limpiar toda esa "pintura",
subo lentamente por su columna vertebral mordiendo
y besándola hasta encontrar solo su piel, llego a su cuello,
lo muerdo, con mi mano giro su rostro hacia mi,
solo apoyo mis labios en los suyos cubriéndoselos
con ese espeso color, instintivamente pasa su lengua
por los labios y descubre el dulce amargo sabor del chocolate



apoyándome desde atrás hacia Ella la llevo contra la pared
ahora experimenta el frío en sus pechos y comienzas a frotarse,
disfruta del cuarto dulce que lentamente se deshace
mis manos se apoyan en la pared... comienzo a untarle todo el cuerpo,
tanto calor que las paredes se derriten, y un lago de chocolate
a nuestros pies se va formando, bajo a sus nalgas y baila en mi rostro
disfrutando de ese movimiento, aroma y sabor


casi sentado sobre el suelo apoyando mi espalda a mitad del pie de cama,
su culo en mi rostro bailando dándome calor, baja un poco y se frota
en mi pecho, baja un poco más y se sienta en la punta de mi dureza,
casi sin tocarlo baila sobre él apenas en algunos roces, desesperante !!!!!!!...

mis manos buscan sus pezones, mirando como su
espalda se ondea en danza mortal

disfruto en los 5 sentidos sobre su cuerpo,
gira hacia mi abriéndose de piernas acercado la vagina
al alcance de mi lengua, que, como una víbora siseo sobre ella,
no se deja tocar al todo solo lo suficiente en su clítoris
y en sus labios húmedos
sus pezones pintan mis labios de viscosidad sosteniéndose
sobre mis hombros gimiendo a mis oídos, ofreciéndome su aliento

nos miramos cínicamente disfrutando la desesperación
sin darnos cuenta que estamos en un mar de chocolate
¿quien puede imaginar un escenario más delicioso?

meto la mano en esa mar, cubro su boca abriéndoles apenas
los labios acariciándolos con uno de mis dedos,
me mira y me acerco con furia para devorarnos,
sus manos resbalan de mis hombros cayendo sobre mí, penetrándola
al mismo tiempo en que nos besamos salvajemente

puedo sentir en mi el descontrol tocando sus paredes internas húmedas,
el calor infernal, vaciando mis pulmones en un aliento de placer vibrando
en Ella, sintiendo su desesperación anormal

gula
lujuria
desenfreno
contención

en lento movimientos

mirándome a los ojos, ahora descoloridos color cristal,
reflejándose en ellos y leyendo mis deseos

empapo mis dedos de chocolate
y pinto su orgasmo de sabores

se sumerge y sorbe algo de ese mar
dándome de beber de su boca,
sonrío y chupo sus labios

Esa sonrisa cómplice nos delata encontrándose en el placer
como si una parte paranormal de nosotros nos reconociera en ella
por haber coincidido en una "vida" o muerte anterior

se levanta y me cubre con su entrepierna
dejando caer sobre mi boca toda esa tormenta
contenida e interminablemente entre alquimia de sabores

toda una habitación inundada de placer,
todo un mar de sensaciones...de deseo...
dos locos... en un mar de imaginación
pintándonos a nuestro antojo en nuestras propias cascadas
hasta morir una vez mas llevándonos nuevamente al punto cero


Colonizando nuestros cuerpos desbordados entregándonos todo


caemos hasta el fondo de ese mar
extasiados, densos, dulces

mientras un viento frío comienza a solidificar el chocolate,
nuestros cuerpos sienten esa presión, lentamente sabemos,
tenemos conciencia de que vamos a morir, todo oscurece,
nos fundimos y nos confundimos con la noche

El silencio donde todo termina...
El silencio donde todo comienza...

nuestra esencia...

es un ingrediente más en ese mar nocturno,
dos estrellas oscuras que en cualquier momento
sacaran su brillo chocando en el universo

entre la noche eterna

y el vuelo de sombras

sábado, 28 de enero de 2017

vivir en pecado...


la celebración bajo
la influencia  del satélite
y su falsa luz

siempre… como un comienzo



mientras menos brillo tenga,
mi premio es mayor

sin resistirse, 
el ojo se cierra

nada que revelar,
solo taladrar hasta
que el peso de la oscuridad
nos hunda en oníricos sacrilegios

Corazón ¡!!! …

Diosa seductora….

serás mi religión

y siempre viviré en pecado

viernes, 27 de enero de 2017

mi único color...


cielos apagados, infiernos cristalizados

entre mundos de paisajes,
cuando los colores mueren,
mis ojos errantes intentan descubrir
a la oscura dama de noche
y su vivo azabache cabello
entre endrinos pensamientos



la energía es un caos
cortándome en dos
cuando se presencia desnuda
me abraza en cada uno de sus
calientes movimientos

el cielo se abre
el infierno despierta

suave tormenta vaciando sensaciones,
hasta que lo terrenal se convierte en divino
inundándome de su pasión

perdido en la bodega de sus deseos,
perdido en su oscuridad

imposible no verla,
imposible no sentirla


la historia se vive,
sin escribirla por completo



cuando Ella es mi único color